1. Revisa que las luces de la caja estén encendidas. Si no lo están, desconecta la caja de la corriente y vuélvela a enchufar directamente al tomacorriente de la pared, no de ninguna regleta o conector.

  2. Desconecta la caja de la corriente y remueve la batería. Deja pasar un minuto, coloca la batería nuevamente y vuelve a conectar la caja. Espera que encienda y revisa si funciona.

  3. Si utilizas teléfono inalámbrico, verifica que tenga carga, y que esté conectado a la corriente y a la base.

  4. Conecta directamente la caja y el teléfono con el cable provisto. No uses ningún otro intermediario o divisor.

  5. Si tu teléfono no es inalámbrico, verifica que el cable esté conectado a los puertos correspondientes (TEL1 o TEL2). Si tienes dos aparatos, cada uno debe estar conectado a estos puertos.

  6. Prueba usando otro aparato telefónico, para descartar que el problema sea el teléfono. 

¿Te ayudó esta información?