La principal diferencia es la velocidad y la distancia. Con cable modem la distancia entre nuestro punto de origen y el aparato conectado es irrelevante. No importa donde estés, siempre puedes conectarte al máximo ancho de banda que quieras. Con otras tecnologías, la velocidad máxima que ofrece el proveedor depende de la distancia a la que te encuentres del equipo.