Representa la máxima experiencia de velocidad disponible en el mercado, para sacarle el mayor provecho al Internet en lo que respecta a descargar contenidos, ver vídeos, enviar contenido pesado, descargar música y navegar en páginas Web de manera más fluida. Con estas velocidades el cliente ahorra tiempo y tiene una experiencia más satisfactoria.