Si. El 13 de febrero de 2012 entró en vigor un proceso que permitirá la portabilidad numérica. En tan solo 4 días puedes cambiarte de operador sin perder tu línea, manteniendo tu mismo número telefónico.