Puedes conectar a tu red inalámbrica todos aquellos equipos (teléfonos celulares, tabletas, laptops, etc.) que tengan acceso WiFi, incorporado o a través de un adaptador, compatibles con las normas b –g -n.